Recetas de jabón líquido para la ropa


Si te gustan los productos naturales y no depender de las marcas en este artículo encontrarás algo interesante: fabricar tu propio jabón líquido para la ropa. No contendrá químicos, no será contaminantes y ahorrarás muchísimo dinero en tu compra mensual.

Recuerda que siempre debes envasarlos una vez que el compuesto se haya enfriado y guardarlos en un sitio en el que no les dé el sol en forma directa.

Receta Nº 1 de jabón líquido para la ropa

Ralla 300 gr de jabón blanco y disuélvelos en 2 litros de agua. Cuando esté disuelto, incorpora 3 ml de algún aceite esencial que te guste (por ejemplo lavanda, limón, etc.). Mezclabien y deja enfriar. Una vez esté frío ya lo podrás envasar.

Receta Nº 2 de jabón líquido para la ropa

Esta preparación incluye soda o sosa cáustica. Hay que tener mucho cuidado con la manipulación, usar guantes desechables y, en lo posible, gafas protectoras y ventilar bien el ambiente mientras preparas el jabón. Con estas medidas te saldrán unos 10 litros de jabón.

Disolve 200 gramos de sosa cáustica en 2 litros de agua caliente. Cuando esté tibio, añade un litro de aceite de cocina (el aceite usado y colado sirve perfectamente para hacer jabón).

Pon todo en la batidora, y bate a velocidad media durante 15 minutos, dejando descansar cada 5 minutos. Es importante no poner a alta velocidad para que no quede aire en la mezcla.

Hay que dejar reposar durante dos días, mezclando cada tanto, rompiendo la capa dura que se hace en la superficie. En dos días quedará como una pasta. Calienta agua a punto de ebullición y la vas agregando poco a poco a la pasta de jabón, hasta que tome consistencia de gel.

Ten en cuenta que llevará 10 o más litros de agua extra. En este punto le puedes añadir aceites esenciales si quieres. Envasa sin llenar del todo las botellas, ya que debes dejarlo en reposo por una semana más, y es probable que vuelva a endurecer y debas agregar más agua caliente.

Receta Nº 3 de jabón líquido para la ropa

Este preparado también dará unos 10 litros de jabón.

Disuelve 250 gr de sosa cáustica en 10 litros de agua caliente. Una vez esté bien disuelto, agrega poco a poco 1 litro de aceite de cocina (nuevo o usado) removiendo constantemente.

Añade 1 litro de jabón líquido comprado (no el del súper, sino el que venden en negocios de artesanías para fabricar jabones), o jabón de Marsella (se vende en droguerías o farmacias).

Cuando enfríe envasamos sin llenar el envase hasta el tope. Deja reposar unos días, agitando cuando la mezcla endurece. Si después de unos días se sigue endureciendo, agrega un poco de agua caliente.

Es importante que todos los jabones en los que usas sosa cáustica los dejes reposar 30 días antes de usarlos. Y cuando prepares las mezclas, siempre añade la sosa cáustica al agua, y no el agua a la sosa, porque se produce una reacción química.

Prueba alguna de estas recetas y verás cuánto dinero te ahorras y lo bien que queda la ropa. Además, podrás darle tu toque personal de olor con los aceites esenciales.

Anterior

Cómo hacer que los niños ahorren energía

5 consejos para limpiar ventanas altas

Siguiente

Deja un comentario