Cómo hacer que los niños ahorren energía


Los niños tienen cosas más importantes en las que pensar que en apagar las luces. Pero si se les permite que dejen las luces encendidas por toda la casa te acabarás llevando una mala sorpresa a fin de mes cuando llegue la factura de la luz.

La buena noticia es que puedes entrenar a tus hijos sobre la importancia de ahorrar energía desde el principio. Aquí tienes algunos consejos para convertir este aspecto en algo importante para los pequeños de la casa. Y es que por mucho que intentes ahorrar en el hogar, si tus hijos no colaboran, servirá de bien poco.

Deja que ellos se encarguen

Prueba a utilizar un poco de psicología inversa. Si quieres que apaguen las luces, pídeles que te recuerden cuando a ti se te olvide.

De esta manera, cuando salgas de un dormitorio sin apagar la luz, ellos te lo recordarán y les reconfortará haberte ayudado. Así no solo aprenderán que deben hacerlo, sino que lo considerarán como algo bueno y que nace de ellos.

La clave para lograr que los niños hagan cualquier cosa es hacerla suya. Deja que tengan responsabilidades, y este tipo de tareas son perfectas.

Encuentra su motivación

Un ejemplo puede ser descontarle dinero de su paga. Pero no lo conviertas en un castigo, debe ser algo simbólico. Por ejemplo, si se deja encendida más de tres veces una luz, le puedes descontar una pequeña parte de su paga.

También es buena idea premiarle por hacerlo bien. Piensa en algo que le guste mucho (un afición, un juguete…) y cada vez que pase una temporada haciéndolo bien le puedes premiar.

Esto vale para apagar luces, cerrar el grifo del agua al lavarse los dientes, no dejarse la puerta de la calle abierta… cuanto más aprendan tus hijos mejor será, ya que muchas acciones acaban repercutiendo en la economía del hogar.

Incorpora recordatorios no verbales

Los suaves recordatorios, como las pegatinas en los interruptores de luz, ayudan a los niños a recordar apagar las luces cuando salen de una habitación.

Una pegatinas con mensajes gracioso o con imágenes de dibujos animados funcionan a la perfección. Son recordatorios muy sencillos de colocar y muy efectivos.

Proporcionan un recordatorio visual por toda la casa. Colócalos donde lo necesites: en los interruptores, en la televisión, junto a la consola, en el baño…

Explícales por qué es importante

Las implicaciones completas del ahorro de energía pueden no estar claras de inmediato para los niños, pero es más probable que recuerden apagar las luces si entienden por qué es importante.

Puedes mostrarle lo que cuesta la factura mensual de la luz comparándolo con la paga que reciben. Si consiguen materializar las consecuencias de sus acciones podrán comprenderlo mejor.

No se trata de hacerlos sentirse responsables ni culpables, simplemente aprender a que entiendan el funcionamiento del hogar.

Anterior

10 consejos para ahorrar agua en el jardín

Recetas de jabón líquido para la ropa

Siguiente

Deja un comentario