10 Productos de limpieza que debes tener en tu armario


La limpieza del hogar es una tarea que muchos dejan en un segundo plano. Sí, lleva mucho tiempo, pero estar encima de este aspecto lleva a no saber qué artículos de limpieza son esenciales para el hogar.

Las tareas se pueden hacer mucho más fáciles, incluso agradables, con la ayuda de los productos de limpieza adecuados. Antes de comenzar tu rutina de limpieza, asegúrate de que tu armario de limpieza está surtido con estos 10 productos de limpieza.

1. Bicarbonato sódico

Uno de los productos de limpieza más versátiles, que técnicamente no es un producto de limpieza, es el bicarbonato sódico. Siempre es aconsejable tenerlo en junto a los demás productos de limpieza y es especialmente útil cuando se trata de eliminar manchas de la tela.

También es una excelente manera de mantener una limpieza sostenible y segura, ya que el bicarbonato sódico es apto para toda la familia.

2. Vinagre blanco

El vinagre blanco es otro producto que nunca debe faltar. Sí, puedes añadir sabor a muchos platos con el vinagre, pero ¿sabías que también puede ayudar a eliminar manchas?

Acompañado con el bicarbonato sódico puede luchar contra cualquier mancha o atasco. Mi lugar favorito para usar esta combinación es el fregadero.

Espolvoreando primero el fregadero con bicarbonato sódico, me aseguro de cubrir completamente el desagüe. Luego, lentamente vierto vinagre , dejando que reaccione y forme una pasta. Después de dejar que se forme la pasta, la friego con una esponja o toalla y la enjuago por el desagüe, ¡dejando el fregadero limpio y brillante de nuevo!

3. Limpiador multiusos

Para superficies de cualquier lugar de la casa, un limpiador multiusos es ideal para tenerlo siempre a mano. Asegúrate de que el limpiador que elijas sea un desinfectante para combatir los gérmenes.

Hay muchos tipos diferentes de limpiadores multiusos. Son más recomendables las botellas de spray, ya que puedes sacar el máximo provecho de tu dinero sin dejar de quitar la suciedad y la grasa.

4. Lavavajillas

Esto puede parecer obvio, por supuesto que necesitas líquido de lavavajillas junto al fregadero. Sin embargo, el lavavajillas estándar es bueno para algo más que limpiar ollas y sartenes, lo que lo convierte en una necesidad para tu arsenal de limpieza.

En realidad, al agregar unas cuantas gotas al agua caliente, se obtiene la solución perfecta para limpiar los azulejos y baldosas de mármol y granito. También puedes usar esta misma solución para lavar las ventanas y dejarlas limpias.

5. Pulidor de acero inoxidable

No sabía que necesitaba esto como producto de limpieza hasta que no lo tuve. El limpiador y abrillantador de acero inoxidable se utiliza con frecuencia en nuestro hogar para eliminar las huellas dactilares de los electrodomésticos.

Intento utilizar un limpiador de espuma y un paño de microfibra y obtener los mejores resultados, limpiando con el grano.

6. Una escoba de calidad

Si sólo barres para encontrar restos de suciedad en el suelo es hora de actualizar tu escoba. Compra una escoba de calidad que tenga cerdas densamente compactas y un ángulo para llegar a las esquinas difíciles. Te sorprenderás de la diferencia que esto supone para tu hogar.

7. Mopa de microfibras

Después de barrer, querrás limpiar lo que la escoba no puede capturar. Una mopa de microfibras es lo más útil para esto, especialmente en suelos de madera donde es mejor no fregar frecuentemente. Usa esto en tu rutina diaria de limpieza para mantener el polvo y los alérgenos fuera de tu casa.

8. Esponja de melamina

Si bien es posible que no uses este artículo a diario, estoy seguro de que hay rayas y manchas que podrían necesitar la ayuda de una esponja limpiadora de melamina.

Con la ayuda del agua, esta esponja elimina las marcas de las paredes, los suelos y prácticamente cualquier otra superficie como una goma de borrar gigante. Es especialmente útil para eliminar manchas de grasa y óxido.

Ten cuidado con las paredes pintadas ya que demasiada presión podría dejar una marca. No lo uses en superficies de madera, ya que podría arruinar el acabado.

9. Aceites esenciales

Los aceites esenciales son una parte esencial del suministro de limpieza. ¿Por qué? Porque más allá de sus agradables olores aromáticos, muchos aceites esenciales tienen propiedades antimicrobianas y antifúngicas que pueden dar un impulso adicional a la limpieza del hogar.

Si te gusta hacer tus propios artículos de limpieza es importante que tengas a mano tus aceites favoritos como el de lavanda y el de limón para agregarlos a tus mezclas.

10. Carro de limpieza

Tus artículos de limpieza no están completos sin la ayuda de un carro de limpieza para mantenerlos todos juntos. Evita subir y bajar corriendo las escaleras para buscar un producto cuando puedes llevarlo todo en un mismo carro.

Encuentra uno que se adapte a tu vivienda y llénalo con todos estos artículos de limpieza para hacer más fácil el trabajo de limpieza. Puede parecer que es un carro está pensado exclusivamente para el uso profesional, pero hay carros de menor tamaño ideales para las viviendas.

Ahorrarás mucho trabajo en desplazamientos si te haces con uno. Si lo usan los profesionales es que será útil.

Si bien la limpieza puede ser una tarea pesada, puedes hacerla más placentera preparándola con artículos de limpieza versátiles y útiles. Establece un horario para saber cuándo y qué limpiar para seguir una rutina efectiva.

Anterior

5 consejos para limpiar ventanas altas

Cómo limpiar una chimenea de ladrillo

Siguiente

Deja un comentario