Las ventajas de tener una cinta de correr en casa


El auge del ejercicio físico es una realidad. Cada día más gente realiza alguna actividad física, ya sea en el gimnasio, al aire libre o en pistas deportivas. Y dentro de todas las posibilidades que hay para hacer ejercicio se encuentra la cinta para correr.

Es otra opción muy a tener en cuenta a la hora de practicar deporte, ya que permite una serie de ventajas que en otras circunstancias o situaciones no serían posibles.

Tendrás la cinta de correr siempre disponible

La primera y más evidente ventaja de tener una cinta de correr en casa es la disponibilidad total y completa a tu alcance de practicar ejercicio físico en el horario qué más se adapte a tus necesidades.

El hecho de disponer de una máquina de estas características en tu propio hogar facilita mucho poder ejercitarte, ya que tendrás a mano una herramienta ideal a cualquier hora del día. Podrás adaptar el entrenamiento a esos minutos disponibles en tu agenda.

Además, gracias a tiendas como teletienda.es es realmente cómodo comprarla para que te la lleven directamente a casa. No tendrás que esforzarte ni en acercarte a una tienda a por una y cargar con ella.

Este mismo factor, unido a la comodidad y facilidad de no tener que salir de tu vivienda para hacer ejercicio, suman más puntos a favor de correr en casa en una cinta.

En circunstancias normales, cuando llegas del trabajo tienes que preparar el bolso, cambiarte de ropa, desplazarte al lugar de entrenamiento, etcétera. Y todo esto te hace perder unos minutos muy valiosos,  ya que hoy en día nuestras vidas están sujetas a un ritmo frenético y en constante avance. Eso de que el tiempo es oro se comprende mejor cuando tienes poco tiempo para tu ocio.

Versatilidad de la cinta de correr

No dependes de la climatología

Otro factor clave por el que mucha gente se decanta por entrenar en casa con la cinta de correr va en relación con el clima, ya que disponer de un aparato para realizar ejercicio en interiores te permite poder practicar actividad física sin importar si fuera está lloviendo, nevando, si hace demasiado frío o calor, si hace mucho viento, o si es muy tarde para salir a correr.

Da igual la época del año, la hora del día o las circunstancias excepcionales como los recientes confinamientos; puedes entrenar desde casa en cualquier momento.

Son muy versátiles

Además de todo esto, hoy en día existen multitud de cintas de correr en el mercado, con múltiples tareas y opciones que te permiten realizar una actividad física completa y variada.

Factores como la inclinación de la cinta durante la carrera, la velocidad del trayecto, control de parámetros como las constantes vitales, etcétera; suelen estar incluidos de serie en la mayoría de aparatos que puedes encontrar.

Esto te permitirá desarrollar un plan de carrera equilibrado y con distintas variables, en el que podrás incluir varios elementos diferenciales para modificar el ejercicio adaptándolo a tus capacidades. Puedes entrenar carrera continua, sesiones interválicas de alta intensidad (o HIT), sprints con pendiente negativa, y un largo catálogo de tipos de entrenamiento.

Al acabar la sesión, solamente tienes que bajarte de la cinta, andar unos pasos y ya estarás en tu baño listo para asearte, sin perder tiempo. La comodidad de entrenar desde casa es enorme, y te permite disponer de más minutos al día para otras actividades, para tu familia, amigos, trabajo, o para el ocio.

Cintas de correr para el hogar

Se guardan fácilmente

Con todo eso, hay muchas personas que no se deciden a comprar la cinta de correr para usarla en casa por el espacio que ocupa. Quizás hace unos años este factor era un problema, pero hoy en día la mayor parte de cintas de correr son plegables y ocupan muy poca superficie, con lo que puedes guardarlas o almacenarlas muy fácilmente y sin necesidad de disponer de una sala exclusiva para tu entrenamiento. Incluso existen muchos modelos te permiten poder guardarlos debajo de la cama.

Las empresas saben de las dificultades de espacio que tienen los usuarios, por lo que cada vez inciden más en conseguir diseños lo más prácticos posibles sin perder prestaciones.

También hay que valorar los distintos dispositivos digitales que suelen incluir estas cintas, al igual que la adaptabilidad para poder conectar tu smartphone, tablet u ordenador para disponer de un control más exhaustivo de tus sesiones; así como tener la posibilidad de ver tu serie favorita o escuchar música mientras realizas ejercicio físico.

Están a un precio muy competitivo

Hace unos años comprar una cinta de correr era un capricho que poca gente se podía permitir. Se trataba de equipos que fácilmente superaban los 1.000 €.

Ahora por suerte esto no es así. Por ejemplo, puedes ver en la teletienda cintas de correr por menos de 500 €, ¡he incluso por menos de 300 €! Gracias a esta bajada de precio cualquiera puede tener su propia cinta de correr en casa.

Precio de las cintas de correr

Anímate a entrenar desde casa

Si eres de esas personas que dudaba si adquirir o no una cinta para correr desde casa, con este artículo tienes más herramientas para analizar tu situación específica y así poder tomar la mejor decisión adaptada a tus circunstancias. Solo hay que disponer de un poco de espacio y algo de dinero ahorrado.

El entrenamiento es algo muy particular de cada persona, cada cual tiene sus gustos y objetivos distintos de los demás. Disponer de una cinta de correr en casa aumenta tus posibilidades de entrenamiento en muchos sentidos, lo cual te da más armas para conseguir tus metas.

Anterior

Cómo planchar la ropa correctamente para que quede impecable

Deja un comentario