Cómo integrar una oficina en el salón de tu casa

,


¿Te ha tocado empezar a trabajar en casa este año? Entonces te interesará una solución que ofrecen desde Panel2000: utilizar mobiliario de oficina para transformar parte de tu salón en una zona de trabajo.

En concreto de lo que se trata es de integrar una oficina en el salón. Es importante que esta estancia siga siendo un lugar de relax y donde pasar tiempo en familia, pero si sabes cómo hacerlo podrás dedicar una parte a crear tu pequeño despacho.

Utiliza muebles del mismo estilo que el resto

Lo cierto es que no vas a necesitar incorporar mucho mobiliario, pero deberás fijarte que la mesa y el resto de elementos encajen con la decoración del salón.

Si el resto de muebles son de madera, intenta optar también por este material cuando incorpores la oficina. Con esto lo que consigues es que no se cree un contraste muy grande entre los espacios.

La oficina será como una parte más del salón, pero tendrás todo lo necesario para trabajar en este lugar de tu vivienda.

Apuesta por una decoración sencilla

Puede que tengas la tentación de añadir varios elementos decorativos, pero cuanto más minimalista sea la decoración mejor.

Coloca una planta o cuelga un cuadro sencillo de la pared. Debes tener presente que vas a pasar muchas horas trabajando en este rincón, por lo que no debes tener elementos que te distraigan.

El objetivo es que te puedas centrar en el ordenador y como mucho tengas unos pocos elementos decorativos para ambientar la zona. Si quieres algunas ideas, aquí tienes consejos para decorar una oficina en casa.

Decorar una oficina en casa

Añade una lámpara para mejorar la iluminación

Una lámpara de diseño encajará a la perfección en tu oficina, pero colocándola obtendrás otra ventaja extra: podrás añadir un punto de luz a tu zona de trabajo.

Normalmente el salón tiene una iluminación general y algunas luces puntuales en el sofá o en la mesa. Si dependes únicamente de esta iluminación conseguirás que tu despacho quede un poco oscuro.

Por eso debes elegir una lámpara de mesa que te guste y enciéndela siempre que sea necesario. Trabajar con poca luz es una pésima idea.

Oficina con lámpara

La silla es el elemento más importante

Si hay un elemento que puede saltarse todas las normas de la decoración es la silla. Es el punto más crucial de la oficina, ya que vas a pasar muchas horas en ella.

Si la silla es de mala calidad o no está pensada para estar en ella muchas horas lo notarás en la espalda. Tendrás una mala postura y acabarás con molestias.

Busca entre las sillas de oficina una que encaje con tus gustos, pero siempre optando por una que sea de buena calidad. Tu espalda te lo agradecerá.

Atención a la ubicación dentro del salón

¿Vas a realizar videollamadas durante tu jornada laboral? Entonces deberá interesarte lo que hay a tu espalda.

Piensa que durante estas llamadas pueden pasar miembros de tu familia por detrás, o si se enfoca a la televisión tus compañeros de trabajo se distraerán con lo que hay en emisión.

Por ello debes pararte un momento a pensar en qué es lo que se va a ver cuando conectes la webcam. Si es necesario reserva otro lugar del salón para hacer este tipo de llamadas.

Trabajar desde casa

Divide la estancia si es necesario

¿No vas a poder concentrarte en tu zona de trabajo? ¿Vas a tener muchas distracciones por estar en el salón? Entonces puedes dividir la estancia.

Se trata de colocar algún tipo de elemento que separe tu despacho del resto del salón. Puede ser una cortina, un biombo o incluso una estantería. El objetivo es que no veas lo que sucede en la otra parte de la estancia.

De esta manera sabes que cuando te encuentres en tu despacho te vas a poder concentrar. Estos divisores pueden funcionar muy bien, ya que si los eliges con cabeza no afectarán a la decoración.

Cómo incorporar la oficina al salón

Tienes que tener claro que para integrar correctamente una oficina en el salón debes analizarlo en ambos sentidos. Por un lado, que el salón no empeore por albergar la oficina, pero por el otro lado la oficina debe ser un lugar en el que se pueda trabajar correctamente.

Es un equilibrio delicado, pero si sigues todos estos consejos habrás avanzado enormemente. Los detalles finales dependerán de tu salón y de la profesión a la que te dediques, pero si consigues incorporar correctamente la oficina será un lugar ideal en el que trabajar.

¡Evitarás perder tiempo en desplazamientos y tendrás a tus seres queridos bien cerca! Dedica el tiempo necesario a escoger todos los elementos, ya que una buena zona de trabajo será la clave de la productividad.

Anterior

Ventajas de las duchas empotradas frente a las bañeras

5 ventajas de las persianas de seguridad para tu vivienda

Siguiente

Deja un comentario