Cómo decorar la casa pensando en el ahorro


Cuando planificamos la decoración de una estancia o de la casa entera no solemos pensar en el coste que va a suponer en el día a día. Solo miramos el precio de coste del objeto y pensamos si nos lo podemos permitir, pero hay que pensar en cómo afectará después en las facturas de luz y gas.

Pero lo cierto es que pensando en unos cuantos aspectos se puede conseguir una fantástica decoración para el hogar pero sin dejar de lado el ahorro. Descubre en qué te debes fijar.

Iluminación y decoración con ahorro

Además de utilizar bombillas LED (esto es algo obligado), debes prestar atención al estilo de las lámparas y bombillas. Por ejemplo, las lámparas verticales (de pie o de mesa) dirigen el haz de luz hacia arriba, logrando una iluminación más uniforme con menos consumo.

Eso se conseguirá si el techo y las paredes son blancas o de algún color muy claro. La luz se reflejará en estas superficies y proporcionarán una gran iluminación con una sola bombilla.

Además, puedes mejorar la estética y la funcionalidad de estas lámparas colocando luces direccionales o cuyas pantallas permitan la iluminación hacia abajo o sobre cada rincón de uso.

Así podrás iluminar solo la zona que te interesa sin proporcionar luz al resto de la estancia. Esto es muy útil si estás leyendo un libro o solamente relajándote. Tendrás luz donde estás pero el resto de la habitación estará más oscura.

Climatización con elementos adecuados

Para la climatización del ambiente se suele recurrir a aires acondicionados que pueden ser costosos y a veces demasiado potentes para las necesidades actuales.

En lugar de ello, es una buena alternativa colocar ventiladores de techo que porten luminarias. Podrán ventilar el espacio de una manera elegante y refrescante.

Estos ventiladores consumen muchísimo menos que un aire acondicionado y son infinitamente más bonitos. Los hay de madera que darán un toque único a tu salón.

Harás una inversión mucho menor y además lo notarás en la factura eléctrica.

Cortinas: decoración y visibilidad

Las cortinas pueden decorar el ambiente de manera clásica, divertida o elegante. Pero además de esta función, deben cumplir otra: la de protección del hogar.

Puedes colocar cortinas dobles (una de gasa o de telas livianas, que permitan la entrada de la luz y bloqueen la visibilidad, y otra gruesa que impida que el clima exterior se meta al hogar) o bien puedes bloquear la visibilidad con cortinados de cuentas o decoraciones en los vidrios (como autoadhesivos, pinturas de laca en vidrios y demás) y una cortina gruesa, que exceda el tamaño de la ventana.

Esto dará un buen aspecto y te ayudará a minimizar en los gastos de climatización del hogar. Recuerda sellar bien las entradas (ventanas, puertas, tiro de la chimenea…) para ayudar también en esta tarea sin gastar de más.

Plantas e imaginación

Finalmente, aprovecha las decoraciones naturales. Plantas, arte propio, fotografías y objetos reciclados de todo tipo son elementos muy económicos, que te permiten ahorrar y a la vez lucir un hogar único y bien decorado.

Anterior

5 formas de desatascar un lavabo o fregadero

Cómo quitar manchas de las alfombras con productos naturales

Siguiente

Deja un comentario