Diferencia entre lavavajillas integrable y panelable

,


A la hora de elegir un lavavajillas tienes que tomar muchas decisiones: marca, potencia, eficiencia energética… por eso puede resultar un poco abrumador leer tantas características de golpe.

El problema viene cuando tienes que decidir entre un lavavajillas integrable y otro panelable y no sabes en qué consiste cada uno.

La diferencia es en realidad muy pequeña. Pero en este post podrás comprender en qué consiste cada modelo para tener claro este aspecto al comparar las diferentes opciones de compra.

Diferencia entre integrable y panelable

La diferencia entre ambos lavavajillas es puramente estética. Ambos modelos de lavavajillas podrán tener diferentes características en cuanto a su funcionamiento, pero no será a lo que se refiera el adjetivo «integrable» o «panelable».

En este caso se refiere al aspecto que tendrán. Un lavavajillas que no es ni integrable ni panelable quedará a la vista, dejando al descubierto su puerta y su estructura. Pero cuando se trata de uno de estos dos tipos quedará oculto tras una madera o un panel.

Vamos a ver ahora en qué consiste cada uno.

Lavavajillas integrable

 

Lavavajillas integrables

Estos lavavajillas se diseñan para colocarse dentro de los muebles. Puesto que la idea es integrarlos completamente, hay que unir su puerta a la del mueble.

Así pasan completamente desapercibidos a la vista y da la sensación de que no hay lavavajillas en la cocina.

Puesto que toda la puerta del lavavajillas va unida a la puerta del mueble tiene los botones en el interior, de manera que al unir la puerta no queden inaccesibles.

Es la opción más interesante para dejar oculto el lavavajillas.

 

Lavavajillas panelable

Un lavavajillas panelable es similar al integrable, pero con alguna diferencia. En este caso los modelos panelables son de libre instalación. Los puedes colocar en cualquier hueco de la cocina.

Puesto que la idea es también poder ocultarlos ofrecen la posibilidad de colocar un panel decorativo en su puerta para que queden ocultos.

La principal diferencia es que los botones de control no quedarán en el interior, sino que estarán expuestos a la vista.

Ante el buen acabado que ofrecen los lavavajillas integrables se está empezando a dejar de fabricar los modelos panelables. Si quieres ocultar este electrodoméstico en tu cocina lo mejor será que optes por uno integrable; así dejarás ocultos también los botones.

Anterior

Cómo saber si una cocina es de inducción o vitrocerámica

Arregla tus zapatos con el pegamento que usan los zapateros

Siguiente

Deja un comentario