Cómo limpiar un colchón correctamente


Seguro que de forma periódica lavas las sábanas y las fundas de la almohada, pero ¿qué pasa con el colchón? Aunque esté protegido por la sábana también se ensucia, coge olores… por eso es interesante conocer cómo limpiar un colchón.

Por normal general no se le presta mucha atención al cuidado, mantenimiento y limpieza del colchón, y eso que pasamos muchas horas sobre. Incluso muchas veces se utiliza para actividades que en nada se relacionan con el descanso, como leer, escribir o incluso comer.

Durante este uso es normal que aparezca alguna mancha difícil de quitar o que se favorezca la presencia de ácaros. Pero teniendo en cuenta un par de hábitos sencillos, y llevándolos a cabo con regularidad y constancia, se puede lograr una buena limpieza de nuestro colchón.

Ventilación del colchón

Antes de nada es necesario mentalizarse de que hay que realizar una correcta ventilación del colchón. Deberás hacerlo con regularidad (si es posible diariamente mejor) y en todas las estaciones del año.

Déjalo sin sábanas y con las ventanas abiertas durante unos 10 minutos. Con ese tiempo será suficiente y aprovecharás para ventilar también el dormitorio. Estos 10 minutos ayudarán a eliminar los malos olores que pueda acumular.

Aspirar y limpiar el colchón

En segundo lugar es aconsejable pasar la aspiradora una vez por semana, procurando hacerlo con cuidado y en ambos lados del colchón, para eliminar así toda la suciedad y el polvo acumulados.

Aprovecha esta pasada para fijarte en posibles suciedades que hayan aparecido. Si es así, utiliza un producto de limpieza en seco para eliminar la mancha.

Cómo quitar manchas en el colchón

En cuanto a las manchas rebeldes, lo primero que debemos hacer es impedir que éstas traspasen hasta el interior del colchón, por lo que en cuanto se produzca una mancha o se derrame cualquier líquido debes colocar una servilleta de papel, un paño o una toalla para que absorba.

Aplica presión para maximizar el contacto del papel o paño con el colchón. Ponte encima presionando con ambas manos. Si se humedece el papel cámbialo por otro seco y sigue presionando.

Si aún así la mancha ha dejado su marca, puedes utilizar agua jabonosa o detergente para platos para rociar el colchón (humedeciendo, pero sin empapar) y eliminar la mancha.

Secar y perfumar el colchón

Tras la limpieza de la mancha es necesario dejar secando el colchón al aire libre, ya sea en un balcón o en el jardín, procurando ubicarlo de costado y a la sombra.

Esto ayudará a evitar que se llene de ácaros y suciedad. Además, puedes perfumarlo ligeramente para disfrutar de un agradable aroma todos los días al irte a dormir. Procura que sea un perfume suave, así no te cansarás del olor.

Consejo adicional: es recomendable dar vuelta nuestro colchón cada dos meses, de izquierda a derecha e invirtiendo los pies y la cabecera. Este volteo reducirá el desgaste y evitará que se deforme rápidamente.

¿Aplicabas ya alguno de estos consejos? Si nunca lo has limpiado aprovecha ahora que has terminado de leer este post y ponte manos a la obra. ¡Con ventilar y pasar la aspiradora ya mejorará considerablemente!

Anterior

Cómo quitar manchas de las alfombras con productos naturales

Cómo cuidar los muebles viejos

Siguiente

Deja un comentario